Herramientas para Trabajo: Alicate

Alicate


Los alicates son herramientas imprescindibles para el trabajo de montajes electrónicos. No pueden faltar en ninguna caja de herramientas que se precie, ya que es un útil básico para el bricolaje. Esta especie de tenaza metálica provista de dos brazos suele ser utilizada para múltiples funciones como sujetar elementos pequeños o cortar y modelar conductores.

Para qué sirven
El área de la electricidad se ve especialmente beneficiada gracias a su versatilidad. Se emplean para labores que van desde retener cables y modelarlos hasta sostener y alcanzar elementos situados en lugares poco accesibles. Por ejemplo, unos alicates aislados de tamaño reducido, permiten coger fácilmente componentes para soldar o para desoldar.

Con mango aislante
Por norma general, los alicates están provistos con fundas para mangos, como ocurre con todas las herramientas utilizadas en la electricidad y la electrónica.

  • Con una funda recubierta, los más habituales.

  • Fundas de plástico reforzado.

  • Alicates aislados VDE, homologados para trabajar en componentes con corriente.

Tipos y utilidad

  • Alicate universal. Se compone de tres partes bien diferenciadas: una pinza robusta, unas mandíbulas estriadas y, por último, una sección cortante. Sirve para todo, es la herramienta multiusos de la electrónica: enrosca y desenrosca, aprieta y afloja, corta un alambre o pela un cable.

  • Alicate de punta acodada. Herramienta versátil que se puede utilizar para varios propósitos: acceso a componentes difíciles: modelado de componentes, por ejemplo, doblar unas patillas para su montaje en la placa; preparación de terminales para soldar cables; disipador de calor para la soldadura de diodos y semiconductores; cuando no somos muy duchos a la hora de soldar, sujetar estos componentes con estos alicates impide que el calor del soldador los dañe.

  • Alicate de corte. Este alicate sirve para el corte enrasado del sobrante de las patillas de los componentes una vez se han soldado.

  • Alicate pelacables. Existen numerosas versiones de este tipo y se emplea para eliminar la protección aislante de los conductores.

  • Alicate planos. Tanto rectos como curvos y de punta fina, sirven para manipular los componentes, o para mantenerlos inmóviles sin quemarse en soldaduras complicadas, y para alcanzar lugares de difícil acceso.

  • Alicate de puntas redondas. Particularmente útil para hacer anillas en los extremos de los hilos de conexión.

  • Alicate de tija cónica. Su objetivo principal consiste en dar la forma adecuada a los terminales de los conductores que deban fijarse con tornillos.

Copyright © Herramientas para Trabajo Urang-kurai